Villasalero: «De los 300 millones que dice el Gobierno regional que ha pagado, tenemos registrados 276»

Lanza Digital

.M. Izquierdo / Ciudad Real
ManuelVillasalero_g

 La Universidad regional ha dado en las últimas semanas la voz de alarma, tras conocerse el dinero que le ha asignado el Gobierno regional para 2014, 103 millones, Solo 5 más que para este año. El vicerrector responsable de temas Económicos, Manuel Villasalero, señala que esta cantidad no llega ni para pagar las nóminas. La situación se viene acumulando en los últimos años. Retrasos en los ingresos en algunos meses y deuda que se acumula, 83 millones en la actualidad. No hay más salida. La Universidad lleva con recortes desde 2010. No hay más donde recortar. Villasalero deja ver en sus respuestas que hay alternativas. Lo que no se puede permitir es que a la Universidad, en los dos últimos años, se la haya endosado más del 20% de los recortes en Educación.

P.- Dentro del contexto evolutivo de los casi 30 años de Universidad regional, ¿cómo analiza la situación actual el equipo de dirección que ahora está al frente de ella?

R.- Es una situación muy complicada, porque la Universidad lleva con recortes desde el año 2010. Con reducciones de su presupuesto muy acusadas. Este es el tercer año que vivimos esta situación y, si no cambia nada, vemos su estado bastante malo de cara al año próximo, que sería el cuarto en este proceso. Una institución como la Universidad, que además de enseñanza superior hace investigación, hace transferencia tecnológica a empresas, un año, dos años, puedes ajustarte, puedes desplazar determinados gastos, inversiones, pero un cuarto año sería ya muy duro.

P.- En estos momentos, la situación económica de la Universidad, en aspectos concretos, ¿en qué afecta?

R.- En personal. Hay menos efectivos tanto en personal docente e investigador como en personal de administración y servicios, a la vez que se mantiene un número de alumnos similar, lo cual implica y redunda en un incremento del trabajo para todos. Genera problemas graves, sobre todo, en el ámbito de la investigación. La financiación de la investigación, desde el punto de vista regional, es, practicamente inexistente en este año 2013, cuando la Universidad regional siempre se ha caracterizado por ser una institución investigadora que tenía transferencia al tejido productivo de la región y ésto está sufriendo un deterioro importante.

P.- La Universidad ha tenido un crecimiento importante a lo largo de su vida. ¿Qué cosas quedan por hacer?

R.- En el año 2009, la Universidad había completado una cartera de titulaciones a los estudiantes y se pusieron en marchas otras nuevas. Estas nuevas titulaciones siguen un plan, desarrollándose curso a curso, y este año tendremos esas nuevas titulaciones que se pusieron en marcha en 2009 en su cuarto curso. Tanto es así que el grado de Periodismo de Cuenca egresará este año a sus primeros graduados. La mayor parte de los estudiantes de Castilla-La Mancha que se van a otras universidades lo hacen porque la titulación que quieren no la tienen en la región. Esas nuevas titulaciones sirvieron para enriquecer la oferta y, evidentemente, para atraer a más alumnos que se marchaban fuera.

P.- El actual equipo de dirección de la UCLM lleva desde noviembre de 2011. En la actual confrontación con el Gobierno regional, cuando se le reclama más financiación, desde el Ejecutivo se aduce, en alusión al Gobierno anterior, que lo importante no es el dinero que llegue, sino que, éste, realmente, llegue. ¿Este es un argumento que a ustedes le vale?

R.- Una cosa es el presupuesto, que es lo que te puedes gastar, y otra es la Tesorería, es decir, que lo tengas líquido para poder hacerlo efectivo. Son dos cosas completamente diferentes. Deberían ir unidas, pero son dos cosas diferentes. Lo que nosotros reclamamos al Gobierno regional es una financiación, en el presupuesto, suficiente para realizar nuestras actividades. Muy disminuidas con respecto a las que tuvimos en el pasado, pero suficientes. En cuanto a los pagos atrasados, en algún momento, será necesario regularizar. Y tendremos que encontrar una forma de dar destino a esa deuda que tiene la Junta con la Universidad, que son dos cosas distintas.

P.- La semana pasada, el rector hablaba de una deuda pendiente de la Junta de 83 millones de euros, ¿desde cuándo se arrastra esa deuda, cómo se puede solucionar, ayudaría a salir del bache?

R.- La deuda llegó a alcanzar, a finales de 2011, el entorno de los 112 a los 114 millones de euros. Es cierto que, actualmente, está en 83, es decir el Ejecutivo actual, en casi dos años y medio que lleva gestionando, ha reducido en 30 millones la deuda que mantenía con la Universidad. Pero, claro, hay que hacer un matiz a la reducción de endeudamiento. En primer lugar, es una reducción presupuestando poco, con lo cual, lo que decíamos antes: es fácil pagar cuando tienes poco que pagar. En segundo lugar, se ha reducido en 30 millones la deuda con la Universidad, pero solo se ha reducido una nominativa, nos siguen debiendo nueve nominativa…

P.- … qué son las nominativas…

R.- .. es la transferencia que, mensualmente, nos hace el Gobierno para atender nuestros gastos de funcionamiento…

P.- ¿Nueve meses de este año?

R.- Nos deben del 2011 y del 2012.

P.- … o sea, qué hubo meses que no pagaron, por decirlo de una manera concreta…

R.- Exacto.

P.- El Gobierno regional, desde el PP, se ha defendido que, en dos años, se ha dado a la Universidad cerca de 300 millones de euros, ¿eso es así?

R.- Son cifras que desconocemos. El consejero habla a veces de 290 millones, otras veces de 300 y otras veces dice que nos ha pagado más de 300 millones. Nuestro tesorero, por indicación mía, se ha puesto en contacto con el tesorero de la Junta para conciliar estos datos, que, seguramente, obedecen a algún error, porque falta bastante dinero. Nosotros solo tenemos recaudados 276 millones desde junio de 2011 a 30 de septiembre de 2013. Lo que a nosotros nos sale es que nos han pagado 230 millones en nominativas en 28 meses que llevan en el Gobierno, lo cual significa 8,2 millones al mes, 98,5 millones al año. El resto de pagos, 46 millones, son conceptos finalistas, es decir, que con ese dinero no podemos hacer frente a los gastos de funcionamiento de la Universidad, sino que están obligados para_investigación, infraestructuras, solo para lo que está destinado. Esas son las cuentas que a nosotros nos salen.

P.- ¿Se podía haber hecho más que esos 30 millones en los que se ha reducido la deuda?

R.- A nosotros lo que se nos plantea en este punto es que el Gobierno regional, en dos años y medios, ha reducido en 30 millones la deuda, pero el Gobierno regional ha dispuesto en este tiempo de 4.000 millones de mecanismos extraordinarios de liquidez, sin contar con refinanciaciones, en las que ha contado con otros 1.400 millones. De esos 4.000 nos han tocado 30.

 

P.- Infraestructuras como la nueva Facultad de Medicina de Ciudad Real están paralizadas. ¿Cómo se aborda desde la Universidad esta situación.

R.- En el tema de las infraestructuras, lo que nos hemos encontrado es que han retirado unilateralmente la financiación. Nosotros habíamos hecho una priorización de infraestructuras: Farmacia en Albacete, Medicina en Ciudad Real y Arquitectura en Toledo. Habíamos sido racionales y nos hemos encontrado con que han retirado la financiación, que venía de Europa, del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que no sabemos dónde ha podido terminar o a qué otra finalidad se ha podido destinar, y, además, hemos intentado, ahora sí, fondos Feder sobrantes para financiar esas infraestructuras, y nos han dicho que no. De hecho, después de tanto discursos con los Feder, la Universidad sólo tiene el dinero que le asignó en 2007.

P.- En algún momento se ha hablado también de que la Universidad pudiera acudir a otro tipo de financiación, a deuda bancaria, ¿ésto se contempla?

R.- La Universidad no tiene que endeudarse, solo necesita que se hagan efectivos los derechos de cobro que tiene sobre la Junta. ¿Cómo nos vamos a endeudar y deber a otros cuando nos deben a nosotros?. No tendría sentido. Nosotros no queremos gastar lo que no tengamos en presupuesto y por eso queremos un presupuesto que atienda y recoja los gastos reales que tiene la Universidad y por eso peleamos por un presupuesto justo. Porque, si no, lo que está ocurriendo es que la están infrapresupuestando y cuando se infrapresupuesta un ente lo que ocurre es que ese ente da déficit. Lo que ha salido en los últimos días sobre que la Universidad da déficit, lo único que ocurre es que la Universidad no tiene un presupuesto suficiente para hacer frente a sus gasto.

P.- Por parte del Gobierno regional se está poniendo sobre la mesa también completar la financiación con fondos Feder, ¿qué hay de realidad y de ficción en este asunto?

R.- Nosotros no tenemos ninguna información sobre esos 18,5 millones de los fondos Feder de los que se habla, ni por parte de la Consejería de Educación ni por parte de la Consejería de Hacienda. Lo que sí sabemos es que a este programa operativo le quedan dos meses y que lo que hemos hechos en el pasado no lo podemos volver a hacer, porque no tenemos ningún gasto elegible que se pueda incorporar a este programa operativo.

P.- ¿A qué se ha dedicado este dinero cuando se ha tenido acceso a él?

R.- Lo que hemos hecho con el dinero del Feder, fundamentalmente, ha sido coger gasto pagado en ejercicios anteriores cofinanciarlo para pagar gasto corriente. Algo que, desde luego, no es ni mucho menos lo ortodoxo, porque el Feder está para invertir y converger, no para gar gasto corriente y las nóminas. Dicho ésto, lo hemos hecho porque había condiciones extraordinarias, pero no queremos seguir haciéndolo, porque no tenemos el período operativo habilitado ni gasto elegible prestante para seguir haciéndolo, y menos por una cuantía de 18,5 millones. Hemos conseguido del Feder 26 millones, en siete años, ¿cómo vamos a conseguir 18,5 en uno?.

P.- En este choque de estas semanas entre Universidad regional y Gobierno autonómico, no sé si el consejero de Educación, Marcial Marín, está haciendo de “poli malo” y el de Hacienda, Arturo Romaní, que ha intervenido a última hora, ha intentado suavizar las cosas. ¿Cómo piensa que puede acabar toda esta historia?

R.- No sabemos cómo va a acabar. Nuestras conversaciones lo han sido fundamentalmente con el consejero de Educación, que es que tiene la competencia que nos afecta, pero si nos gustaría decirle al consejero de Hacienda que es el que, en última instancia, presenta los presupuestos de la Junta, que la Universidad está infrapresupuestada. Si nuestras nóminas para el 2013 son 124,5 millones y nos han dado 98, ¿cómo se cubre las diferencia? La diferencia se cubre dando déficit como hemos dado en 2012. En la Consejería de Hacienda saben muy bien que si nos transfieren menos nominativas aflora déficit en la Universidad. El déficit está porque hay una menor presupuestación, la cuestión está en dónde aparece, en el presupuesto de la Junta o en el de la Universidad. Se suman los dos y dan un importe global. En 2012, en la Junta hubo más de 500 millones de exceso de gasto sobre presupuestos, de esos, 8 millones son de la UCLM, lo que es un 1,4 por ciento de la desviación que ha tenido la Junta. Si hubieran dado 8 millones más en nominativa, la Universidad no hubiera tenido déficit, lo cual respondería a una presupuetación más coherente y ajustada a la realidad. Es lo que estamos reclamando a la Consejería de Hacienda, hacerle ver que hay una infrapresupuestación que está desviando déficit hacia la Universidad. En ningún otro ente u organismo de la Junta se dejan de cubrir gastos de personal y, luego, hay un dinero para los gastos de funcionamiento. Aquí, ni se cubren los gastos de personal. Por muchas cosas que hagamos es imposible.

P.- Tras la última rueda de prensa del equipo de dirección de la UCLM hubo una nueva reunión con el consejero de Educación, ¿hubo algún avance?

R.- Le trasladamos lo que hemos trasladado siempre, que necesitamos un presupuesto realista después de hacer un ajuste muy importante del gasto y que, de una vez por todas, necesitamos que se fije un calendario de pagos de la deuda pendiente. En el Fondo de Liquidez Autonómica, del que se ha beneficiado la Junta, puede entrar perfectamente la Universidad.

P.- Se ha hablado también de que la situación, si no cambia, puede poner en peligro el actual modelo de Universidad regional pública y de calidad. ¿Ésto puede ocurrir?

R.- Claro que sí. Estamos poniendo en peligro, sencillamente, el pago de las nóminas. nuestros gastos de funcionamiento se han reducido a la mitad. Se nota día a día, lo notan los estudiantes, los profesores, el personal de administración y servicios, las empresas que vienen a visitarnos para hacer transferencia tecnológica. Podemos encontrarnos en el año 2014 ante una grave, grave, situación. incluso también de Tesorería.

P.- ¿Cuál es el mensaje que se quiere lanzar al Gobierno?

R.- La UCLM empezó su recortes en 2010 y entre en dos años su presupuesto ha bajado en más de cien millones. En esos años, la Consejería de Educación ha reducido su presupuesto en unos 443 millones de euros. Una cuarta parte corresponden a la UCLM. Los datos son elocuentes y se los hemos trasladado a la Junta. El compromiso de Cospedal era romper esta inercia y esto no ha ocurrido.

 

Lanza Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *