2º día del Ciclo de Conferencias “Trastornos de aprendizaje y desarrollo” en el Campus Cuenca

DSC_4351

Viernes 19 noviembre 2010: 11h.-12h. Sordera / 12.30h.-13.30h. Sordoceguera (Ed. Melchor Cano)
Organizan: A.R. Bodoque Osma, J.V. Hernández Viadel, M.J. Pardo Guijarro
FACULTAD DE EDUCACIÓN DE CUENCA
Sordera

Desde la Asociación Cultural de Sordos de Cuenca un usuario sordo y la trabajadora social plantearon las dificultades con las que se encuentran las personas sordas para acceder a la educación. En un principio, las personas sordas han sido consideradas “deficientes mentales” debido a los retrasos que manifestaban en sus aprendizajes escolares, cuando la realidad son los verdaderos problemas de comunicación con los que este colectivo se encuentra para acceder la información y a la formación. Estas barreras de comunicación dificulta mucho el que las personas sordas puedan llegar a cursar estudios superiores y, por consiguiente, trabajar en puestos de mayor cualificación, principalmente porque los profesionales desconocen sus peculiaridades y como tratarlas y, en segundo lugar, porque los materiales no están adaptados a sus necesidades. Afortunadamente, las nuevas tecnologías, el servicio de intérpretes y su tesón, les ayudan en ocasiones a sacarse una carrera o preparar oposiciones, pero aún son pocos los “privilegiados” que lo logran.

Sordoceguera

Mª Jesús Cañamares Muñoz, persona sordociega y Delegada de la Comisión de Sordoceguera de la Asociación Cultural de Sordos de Cuenca, explicó que la primera gran barrera con la que se encuentra su colectivo es la comunicación. Al carecer de los dos sentidos principales (vista y oído) tienen muy restringido el acceso a la información. Existen cuatro tipos de sordociegos y, dependiendo del grupo al que pertenecen, usan distintos medios de comunicación, mayormente el dactilológico en palma y la lengua se signos. Dadas las necesidades que presentan, son muy pocos los que cursan estudios superiores por falta de medios materiales y humanos. Los mediadores, los guías-intérpretes y las tecnologías son su gran fuente de acceso a la información y la informática les ayuda a comunicarse con gente sin limitaciones. Cuentan con la Fundación de Atención a Personas Sordociegas de la ONCE en Madrid, donde se les intenta aplicar programas individuales de educación, vida diaria, etc. Tienen su propia Asociación Nacional de Sordoceguera (ASOCIDE), con delegaciones territoriales en varias comunidades autónomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *