Sentido homenaje a Belmar en el Gil de Albornoz

14723440_1792671604351661_1533211584170557440_n-_con
Acto de homenaje a Belmar. El edificio Gil de Albornoz albergo un emotivo y afluente acto de homenaje a la que fuera profesora de Educación Social, Isabel María Ferrándiz Vindel, más conocida entre sus alumnos y compañeros de profesión como Belmar. Un evento en el que hizo acto de presencia la vicerrectora María Angeles Zurilla, también familiares y amigos de Belmar. Durante el acto tomaron la palabra el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, Santiago Yubero y el profesor Ángel Luis Luján que leyó un comunicado de la Facultad de Educación donde también impartía clases. Un acto solemne en el que el decano de la facultad, le dedicó unas emocionanates palabaras en su memoria. Destacó las enseñanzas, el esfuerzo y el talento de Belmar. Resaltó la forma en que hacía mirar el mundo a los demás. «El cielo habrá mejorado con su llegada», decía Yúbero.

14607040_1847446872152287_8761610512199843840_n-_con
Su marido Francesco y su padre José Antonio también tuvieron palabras de agradecimiento para una de las partes más importantes de su vida. Francesco destacó el lado más personal de la profesora y su padre emocionó a todo el mundo con el recuerdo de una imagen de la niña que quería ser bailarina y profesora, y que luchó toda su vida para conseguirlo (Aquí puedes leer su intervención). Tras este momento se proyectaron unas imágenes en las que Belmar era protagonista, junto a sus alumnos, colegas de trabajo y familiares. El momento más emotivo lo vivimos cuando dos de sus alumnos, desde el atril y entre lágrimas recordaron a su profesora, la cual llevarán siempre en su carrera profesional.

Tras el acto, el decano de la facultad Santiago Yúbero, llevó a los asistentes al acto directos a la segunda planta del edificio Gil de Albornoz, donde inauguró con una placa conmemorativa un aula que llevará el nombre de la que fuera profesora de del centro.
14597513_950662675038306_798752789072183296_n-_con

Fotografía de Alex Basha y texto de José Ramón Gutiérrez Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *