Cuenca acogerá 7 de los 22 Cursos de Verano de la UCLM

Entre los meses de septiembre y octubre el campus conquense desarrollará hasta 4 cursos de forma presencial

El Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria ha anunciado la puesta en marcha de los Cursos de Verano de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para este año 2020. No obstante, en esta ocasión se ha decidido no llevar a cabo la totalidad de los 34 programados desde un principio, siendo pospuestos 12 de ellos para el curso que viene debido a la crisis del COVID-19. De esta manera se celebrarán 24 cursos, algunos de forma presencial y otros a través de plataformas online, para preservar la seguridad de todos aquellos participantes en los mismos.

Semanas atrás el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, hablaba de la posibilidad de poder realizar los cursos no pospuestos vía online pero la buena evolución de la pandemia ha permitido que incluso alguno de los mismos pueda realizarse en persona.

Cuenca será la sede de siete de estos cursos. El campus universitario acogerá presencialmente hasta cuatro de ellos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Periodismo y moda: una especialización en auge (16-17 de septiembre)
  • Inclusión jurídico y social de las personas mayores, con discapacidad y en situación de dependencia (1-2 de octubre)
  • Del meme considerado como una de las Bellas Artes: comunicación y nuevos lenguajes en la esfera digital (8-9 de octubre)
  • Neuroeducación: desde la Psicología a la Motricidad (29-30 octubre)

En palabras de María Ángeles Zurilla, vicerrectora del Campus de Cuenca y responsable de los cursos de verano de la universidad castellano-manchega esta será una oportunidad para poner a prueba el espíritu de los cursos, pues siempre han sido de carácter presencial con una esencia basada en un ambiente más distendido y más veraniego con el que propiciar el debate y el diálogo entre los presentes. No obstante, no es algo que deba de preocupar demasiado, pues ya el discurrir de las clases en estas últimas semanas ha servido para dar cuenta de que se puede funcionar de una manera alternativa.

Con el plazo de matriculación recién abierto se esperan alcanzar cifras parecidas a la de ocasiones anteriores, donde la media de alumno por curso es hasta ahora de 29 personas. Así pues, y pese a los inconvenientes que han tenido que sortearse, la ilusión por sacar adelante y poder celebrar unos cursos atípicos sigue intacta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *