De Uzbekistán a Titiricuenca

Artículo de Kamola Kuchkarova, profesora visitante de Uzbekistán en el campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha. Fotografías de Noe Villa, estudiante de intercambio en el campus de Cuenca durante el Curso 2016/17.
Cuenca es una ciudad maravillosa, ninguna otra se compara con su belleza. Es una de las ciudades más tranquilas y limpias en donde he estado. La mayoría de los turistas vienen otra vez más, porque tiene algo que atrae y obliga a visitar de nuevo. Sobre todo, me encanta la gente de aquí. Por esta razón estoy en mi lugar favorito, Cuenca, por cuarta ocasión.

Mientras revisaba las tiendas del Casco Antiguo para comprar regalos noté un folleto de Titiricuenca, así que cogí uno. Estaba llena de alegría al ver la fecha, 17 de junio, y la hora.
En la Plaza de la Merced a las 20:30, a pesar del tiempo, se reunió casi toda la gente de entre tres y sesenta años de edad de Cuenca. También había gente extranjera, y por casualidad me senté al lado de un mexicano.

Mientras comenzaba el espectáculo hojeé el folleto, donde leí: “Chupagrifos y sus aventuras”, del Colectivo CIA. MAESE COSMAN. Madrid. Esta actuación fue dirigida a los niños, pero en mi opinión, Titiriteatro es un tipo universal de teatro, es decir, es para todas las edades, que siempre es interesante.
Al abrir las cortinas comenzó la historia desde el Palacio del Rey Floripondio III, el padre de la princesa. En el momento en que apareció en escena la bruja empezó a llover, lo que resultó inconveniente para el público porque el show fue al aire libre. Lo sorprendente fue que ninguno de los niños, ni los adultos, le dieron tanta importancia a esto. Por otra parte, el espectáculo continuó con la historia sin problema, ya que no querían interrumpir el cuento. Afortunadamente, la lluvia no duró mucho.

La función consistió en dos partes y tuvo una duración de más o menos 40 minutos, con una pausa intermedia. A pesar de su corta duración, el contenido fue bastante enriquecedor. Los títeres, la música, las escenas, el narrador omniciente y las preguntas referidas a los niños hicieron de este acto un espectáculo divertido y ameno.

El protagonista de la obra, Chupagrifos, es un personaje muy valiente y fuerte, pero a la vez hábil e ingenioso, características que le ayudarían para salvar a la princesa de manos de la bruja, teniendo que luchar contra los personajes malos, la bruja y el Ogro, durante todo el acto.

La obra en sí misma me gustó mucho, aunque han utilizado algunas palabras inpropias que no son adecuadas para los niños. Se notó que actores tienen talento, ya que hicieron su trabajo perfectamente. Sólo un episodio de la obra fue un poco agresivo, cuando lucha Chupagrifos contra sus enemigos, golpeándolos fuertemente con su estaca. Por otra parte, parece que a los niños les gustó tanto que asistieron en la obra como personajes, lo que hizo de este espectáculo muy especial.

Con pocas palabras, hay que mencionar Cuenca llena de las fiestas, para cada turista le gusta. Hay una cosa diferente y atractivo para cada día, no necesitas ningún plan, no necesitas ninguna razón. Vienes y logras lo que quieres. Siempre en mi cada visita encuentro algo sorprendido y a la gente feliz que amo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *