El candidato Miguel Ángel Collado visita el Campus de Cuenca

_DSC9813

El proceso electoral para la elección de Rector cuya campaña hoy comienza se desarrolla en un momento muy complicado para nuestra Universidad, caracterizado por las dificultades financieras y presupuestarias que están interfiriendo gravemente en el funcionamiento normal de una institución que es referente para la sociedad de Castilla – La Mancha. Tales dificultades vienen condicionando desde hace varios meses toda la actividad universitaria, desde la formación hasta la difusión de la cultura, pero han impactado con especial virulencia sobre las funciones que distinguen las universidades de otras instituciones educativas, esto es, la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la transferencia de conocimiento e innovación. En este contexto presento mi candidatura a Rector con convicción y con la ilusión de abrir una nueva etapa en la Universidad de Castilla – La Mancha centrada en garantizar su sostenibilidad y avanzar en su modernización a lo largo de los próximos cuatro años.

La sostenibilidad del proyecto colectivo que representa la Universidad de Castilla – La Mancha constituye por tanto el primero de los grandes desafíos que me propongo afrontar en la primera parte de mi mandato como Rector. Este desafío pasa por alcanzar la normalización financiera a corto plazo, recuperando unos niveles de tesorería que permitan cumplir todas las funciones que la Universidad tiene encomendadas, y garantizar la suficiencia presupuestaria a largo plazo, asegurando y diversificando nuestras fuentes de ingresos.

El proceso electoral también coincide con un momento en el que las universidades españolas están sufriendo algunos efectos negativos derivados de la adaptación de sus enseñanzas al Espacio Europeo de Educación Superior y no tienen estructuras bien preparadas para permitir a los profesores e investigadores competir en el Espacio Europeo de Investigación. La Universidad de Castilla – La Mancha no es ajena a las dificultades que está experimentado todo el sistema universitario español en estos dos importantes frentes, dificultades externas a las que hay que unir cierta falta de impulso interno en los últimos años para avanzar en aspectos claves para el progreso de nuestra universidad. El segundo desafío que planteo es por tanto el de la modernización de nuestra Universidad, a lo largo de varios ejes, para contribuir a mejorar nuestra posición relativa dentro del sistema universitario español y europeo. Avanzar en aspectos tales como la diferenciación de estructuras, la intensificación de la dedicación del profesorado, la gestión del talento, la especialización institucional y el impulso descentralizador permitirá que la Universidad pueda beneficiarse de los aspectos positivos que tiene el Espacio Europeo de Educación Superior y esté en mejores condiciones para competir en el Espacio Europeo de Investigación.

Confío en que mi especialización en materias presupuestarias y financieras y una interlocución fluida con los responsables del Gobierno de Castilla – La Mancha contribuyan a superar el primer desafío. Espero que mi amplio conocimiento del sistema universitario español y europeo, adquirido durante mis 16 años como Vicerrector, mi experiencia como director de departamento y de centro, la coordinación de programas de máster y doctorado con mención de excelencia, mi doctorado en la Universidad de Bolonia (Italia), la presidencia de la Comisión Ejecutiva de la Fundación General de la Universidad de Castilla – La Mancha y mi intensa actividad investigadora, entre otras responsabilidades, me permitan abordar el segundo desafío. Cuento también con la confianza de un equipo humano compuesto por personas que, al igual que yo, están firmemente convencidas de la necesidad de avanzar en este proyecto.

El programa electoral no puede obviar el hecho de que conjugar ambos desafíos (sostenibilidad y modernización) en un entorno de escasez, como el que previsiblemente nos acompañará a lo largo de los próximos años, requerirá movilizar el potencial que atesora nuestra Universidad haciendo uso de todo el talento y la creatividad que seamos capaces de desarrollar. Los activos humanos, organizativos, materiales, tecnológicos y relacionales a disposición de la Universidad tienen un valor incalculable que sólo podremos determinar si somos capaces de descubrir nuevas formas de utilizarlos. Estoy convencido de que los retos planteados en materia de modernización traerán formas creativas de aprovechar el talento universitario y los retos planteados en materia de sostenibilidad aportarán un marco de normalización y seguridad para ponerlas en marcha.

Te invito a visitar la página web www.miguelangelcollado.com en la que podrás encontrar el programa electoral, las bases que lo inspiran, un breve currículum vitae y otras informaciones relacionadas con mi campaña electoral, incluyendo canales de comunicación con el candidato. Espero que el conjunto de medidas del programa electoral, basado en la sostenibilidad y modernización de nuestra Universidad a través de la aplicación del talento y la creatividad merezca tu confianza, sea capaz de involucrarte y consiga tu compromiso activo para llevarlo a la práctica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *