El rector destaca la importancia que la sociedad de Castilla-La Mancha concede a la Universidad

DSC_1069

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, y el presidente de la Fundación Leticia Castillejo, Adolfo Castillejo, han firmado la renovación del acuerdo por el que ambas entidades se comprometen a continuar en su lucha contra el cáncer a través de los estudios realizados desde el Centro Regional de Investigaciones Biomédicas. Una colaboración que se inició hace años y que en esta ocasión contará con una financiación de 36.000 euros.

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Fundación Leticia Castillejo han ratificado su acuerdo de colaboración para trabajar unilateralmente en la lucha contra el cáncer. Objetivo que comenzó hace seis años y que ha reportado a esta investigación más de 200.000 euros.
Este convenio, firmado por el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado, y el presidente de la Fundación, Adolfo Castillejo, supone la renovación del acuerdo rubricado por ambas partes el pasado año basado en el estudio de las bases moleculares de la resistencia al tratamiento basado en Fluorouracilos. Esta renovación tiene como novedad, respecto al año anterior, la adhexión de este grupo investigador a nuevas líneas de trabajo. Una colaboración que pone de manifiesto la importancia que la sociedad castellano-manchega concede a la Universidad regional y a sus proyectos.
Ricardo Sánchez, investigador principal de este proyecto y miembro del Centro Regional de Investigaciones Biomédicas de la UCLM (CRIB), ha afirmado que fruto del proyecto Papel de la señalización intracelular mediada por proteínas quinasas en los fenómenos de quimio y radio resistencia se demuestra la existencia de nuevos mecanismos de resistencia a estos tratamientos quimioterápicos, además de seguir profundizando en el mecanismo molecular de la transformación mediante el estudio de oncogenes virales.

En este sentido, se ha apuntado que el objetivo final de este proyecto es poder predecir en un futuro que pacientes responderán a los avances obtenidos evitando así los efectos secundarios y permitiendo otros abordajes terapéuticos en aquellos que no respondan a la terapia. No en vano, el grupo de investigación del CRIB trabaja en un nuevo mecanismo que puede suponer una novedosa explicación para aquellos casos en los que la terapia basada en Fluorouracilo (una de las drogas más utilizadas en el cáncer colo-rectal) no funciona y permite la búsqueda de nuevos marcadores moleculares de respuesta a la terapia antitumoral

A la rúbrica del acuerdo también ha asistido la vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria, María Ángeles Zurilla, y el vicerrector de Investigación y Política Científica, José Julián Garde.

Gabinete Comunicación UCLM. Cuenca, 4 de julio de 2012

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *