La UCLM aprueba con nota la implantación del Plan Bolonia

DSC_2499

Los esfuerzos realizados por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en los años previos a la implantación total del Plan Bolonia en el curso 2010-2011, con la adaptación de planes de estudio, la formación del profesorado en plantilla y captación de nuevos recursos humanos, y la reestructuración de infraestructuras ha dado sus frutos en forma de buenos resultados académicos. Según el informe La Universidad Española en Cifras, que realiza la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, en el curso 2010-2011 el número de créditos aprobados por los alumnos de grado de la UCLM fue del 70,29%, superior a la media del sistema universitario español, que se situó en el 66,96%.

2010-2011 fue un curso clave para el conjunto de universidades españolas, caracterizado por la implantación total del Plan Bolonia en cada una de ellas. La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), en su último informe La Universidad Española en Cifras, arroja datos estadísticos sobre el comportamiento de las instituciones universitarias coincidiendo con la entrada en vigor del conocido como Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Los datos son satisfactorios para la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Según este informe, los universitarios castellano-manchegos aprobaron el 70,29% de los créditos matriculados en títulos de grado en el curso 2010-2011, una cifra que se sitúa por encima de la media de universidades públicas españolas y que fue del 66,96%.

Los datos muestran que la nueva metodología derivada del nuevo sistema europeo mejora la tasa de rendimiento y la tasa de evaluación en el periodo analizado. Asimismo, estos buenos resultados son fruto del esfuerzo realizado por la Universidad regional por adaptar sus antiguos planes de estudio a los exigidos por el nuevo marco legal, por el trabajo de captación de recursos humanos adecuados para cada una de las titulaciones y la formación del profesorado en plantilla, y por la adecuación de las infraestructuras para la puesta en marcha de los grados. Igualmente, los buenos resultados son fruto del trabajo realizado por el propio alumnado que ha pasado de ser un agente pasivo a uno activo con el nuevo modelo educativo, que requiere un mayor esfuerzo por su parte debido, entre otras cosas, a la asistencia constante a clase y la realización de trabajos.

En el periodo analizado por el informe de la CRUE, los alumnos castellano-manchegos estuvieron apoyados por 2.465 profesores. En este punto, hay que destacar que Castilla-La Mancha se situó como la segunda Comunidad Autónoma, solo por detrás de Navarra, con una proporción de profesorado más joven (33,9%) con 40 o menos de 40 años.

En cuanto a la producción científica del profesorado universitario en Castilla-La Mancha en el curso 2010-2011, el informe recoge que se publicaron 1.824 libros y que un total de 617 artículos fueron referenciados en el índice ISI. En este contexto, la Universidad regional consiguió 35,6 millones de euros para el desarrollo de su actividad investigadora.

Por otro lado, en cuanto a becas se refiere, en el curso 2010-2011 el 29,20% de los universitarios castellano-manchegos obtuvo una ayuda del Ministerio de Educación para enseñanzas de primer y segundo ciclo y de grado. Esta cifra se sitúa más de diez puntos por encima de la media de universidades públicas españolas que fue del 18,72%. Castilla-La Mancha fue la segunda Comunidad Autónoma en aglutinar mayor número de ayudas al estudio, listado que encabezó Extremadura con un 33,3% de becados.

Por último, y según los indicadores de la CRUE, la presencia de estudiantes Erasmus en la Universidad de Castilla-La Mancha en el curso 2010-2011 respecto del total de alumnos matriculados en primer y segundo ciclo y grado fue del 1,85%.

Gabinete de Comunicación UCLM. Ciudad Real, 16 de enero de 2014

DSC_5290

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *