Novedad editorial: De cuerpos y almas en el judaísmo hispanomedieval: entre la ciencia médica y la magia sanadora

Colección Humanidades nº 122.
Coordinadores: Ricardo Izquierdo Benito y Yolanda Moreno Koch.
ISBN: 978-84-8427-816-0
A través de este texto podemos adentrarnos en el vasto mundo de la magia y en el conocimiento de los métodos y medios sanadores desde la edad antigua a la edad media. En este amplio espacio de tiempo se tradujeron en Sefarad numerosos libros de medicina al hebreo, tanto de “medicina práctica” como de “medicina teórica”, y se escribieron libros científicos de astrología, matemáticas y cosmología en lengua hebrea. Los estudios analizan de forma precisa el desarrollo de los campos de la sanación del cuerpo: la medicina racionalista, en qué consistía la farmacopea, cómo funcionaba, la magia y sus aplicaciones prácticas rechazadas durante décadas por los padres de la Iglesia y durante la alta edad media, ambas formas de práctica médica toman un rumbo diferente desde finales del siglo XII y principios del XIII. Se presenta el papel jugado por los médicos en la curación de la peste y las diferentes formas de tratamiento de médicos cristianos y judíos. Médicos judíos que habían ejercido como físicos, cirujanos y sanadores, siguieron actuando como tales después de la expulsión una vez convertidos al cristianismo. La magia y el cuidado del cuerpo han estado vinculados a lo largo de la historia con las mujeres, según los numerosos textos en hebreo dedicados a la salud femenina en los que se incluyen remedios y sortilegios para enamorar, evitar el embarazo o abortar, para facilitar el parto… Desde el punto de vista literario y con no poca sátira, ironía y burla se presenta a los médicos desde diversos aspectos como el médico ambulante, su jactancia o ignorancia, su afán de lucro, etcétera. La curación por mano de Dios, el arrepentimiento o la confesión ritual de los pecados van unidos a la magia y los encantamientos, además de los consejos que aparecen en los periódicos que nos muestran el despertar de los sefardíes a la medicina moderna.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *