Primeros auxilios: ¿cómo actuar en caso de parada cardio-respiratoria?

023052 170310 AGM 4_web
Probablemente el porcentaje de que nos encontremos con una persona en parada cardio-respiratoria es ínfima, pero más vale prevenir que curar. Las causas más frecuentes de PCR (Parada Cardio-Respiratoria), suele ser una fibrilación ventricular, asfixia por traumatismo, sobredosis o ahogamiento. Hay que diferenciar muy bien entre una PCR súbita y la esperada. Si una persona está 10 minutos en parada las probabilidades de recuperación son muy escasas, por lo que los primeros 8 minutos a la hora de actuar son fundamentales.
El tratamiento ideal en estos casos suele ser el masaje cardiaco y en caso de que no respondiera la desfibrilación. Hay 4 eslabones en la cadena de actuación, lo primero es nuestra propia seguridad y después la de la víctima. Tras esto hay que llamar al 112 y realizarle al sujeto el masaje cardiaco. Hay que mantener la calma siempre y establecer nuestra posición de la manera más exacta posible para que la UVI móvil nos pueda localizar, para ello hay que tener la línea de teléfono siempre en contacto con el operador.
023052 170310 AGM 1_web
La permeabilidad aérea del sujeto es fundamental, por lo que hay que hacerle el masaje cardiaco y el boca a boca. Si no responde es importante gritar pidiendo ayuda y poner a la víctima de lado. Mirar, oír y sentir. Hacer la maniobra frente-mentón y echar la cabeza hacia atrás para que no se trague la lengua es crucial en ese momento. Si no responde hay que hacerle el masaje con 30 comprensiones en la parte media del tórax y dos ventilaciones (boca a boca) para mover todo el flujo de oxígeno por el cuerpo.
Puede haber también atragantamientos. Se habla de obstrucción ligera cuando el sujeto habla, tose y luego respira y de obstrucción grave cuando no habla, mueve mucho la cabeza y la respiración es estertorosa. En este caso habría que hacer la maniobra de Heimlich: 5 golpes secos a la altura de los omoplatos inclinando al sujeto hacia adelante, si no responde 5 compresiones abdominales poniéndonos detrás del sujeto en cuestión.
En los niños el masaje cardiaco suele ser con 15 compresiones y 2 ventilaciones.
También se abarcó el campo de cómo actuar contra la diabetes y contra el asma infantil, lo que es las inflamación del árbol respiratorio y los bronquiolos. También se habló de la fiebre o heridas y contusiones. Dentro de los traumatismos encontramos los dentales y en las hemorragias encontramos la nasal (error el taparla con papel cuando brota la sangre al principio) y las hemorragias arteriales (rompe la arteria), venosas (rompe la vena) y capilares (el típico rasguño en la rodilla). Por último se habló de la prevención de desmayos y lipotimias. Por la tarde los alumno de Puebla (México), que fue a los que se les impartió el curso pusieron en práctica los conocimientos adquiridos por la mañana.

_Puedes ver más fotos de este reportaje en la página Facebook de CuencaOn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *