Educación Social en Cuenca acoge a Nuria Alía y Rosario López, profesionales de los Servicios Sociales de Atención Primaria de CLM

El profesor Pepe Santamaría inauguró el 20 de marzo la conferencia sobre la “Aproximación desde la práctica profesional a la Educación Social en los Servicios Sociales de Atención Primaria de Castilla-La Mancha”. La charla tuvo lugar a las 12 de la mañana en el Salón de Actos de Gil de Albornoz. Las invitadas, Nuria Alía del Río y Rosario López Márquez, acudieron a la universidad para impartir una sesión informativa en representación del Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de Castilla-La Mancha (CESCLM). Algunos de los temas que se trataron durante el curso fueron el recorrido histórico que posee la Atención Primaria, las funciones que tienen allí los profesionales o los protocoles y directrices que deben respetar a la hora de intervenir. También hubo tiempo para explicar casos prácticos y debatir experiencias.

Antes de comenzar, Pepe Santamaría insistió a sus alumnos a prestar atención, pues en su opinión “los Servicios Sociales de Atención Primaria son uno de los espacios que hoy por hoy mayor número de educadores sociales contrata”.  El profesor quiso destacar y poner en valor estos servicios, además de otros como Cruz Roja o Caritas. Tanto Nuria como Rosario se mostraron agradecidas por sus palabras y encantadas de visitar la UCLM “para poner en perspectiva todo tipo de opiniones y de debate”. Rosario López lleva trabajando como educadora social en los Servicios Sociales durante diez años, es la tercera vez que visita estas instalaciones y declaró sentirse “muy a gusto y cómoda de nuevo”. Por su parte, Nuria Alía es también educadora social y lleva trabajando durante veintiún años en la provincia de Toledo.

Lo primero que las ponentes remarcaron es que en Atención Primaria existen dos modalidades de prestación de servicios. Alía trabaja en un concertado, “un programa a nivel estatal financiado a tres partes por el Ministerio, la Junta y el Ayuntamiento”. Por otro lado, López lleva muchos años trabajando para el programa regional PRAS, diez como educadora social. Este programa se creó en el año 1986 para dotar a los municipios de C-LM menores de 5.000 habitantes de Servicios Sociales, “aunque más tarde se redujo a los 3.500 ciudadanos”. La educadora también quiso subrayar que en el PRAS la mayoría de profesionales del equipo están dentro de una estructura de convenios, entre los ayuntamientos solicitantes y la Consejería de Bienestar Social.

El reconocimiento del Educador Social en el Decreto del 2004

Otra de las primeras cosas que se destacaron en la conferencia fue la importancia de las leyes y los decretos en este ámbito educacional. Las dos ponentes hablaron a los alumnos de diversos temas como la Ley de Servicios Social del 2010, la cual “se quedó en un cajón, pero ahora parece que se está reactivando” o de los mapas de Servicios Sociales y catálogo de prestaciones que tienen pendientes de publicar. En uno de los puntos que más hincapié hicieron fue al explicar el decreto del año 2004, pues fue ahí cuando “se les empezó a poner nombre y apellido, a llamarnos educadores sociales”. Rosario López recordó que les reconocía “como parte del equipo base” y por fin “se les ponía al mismo estatus que a los trabajadores sociales”; debía haber un educador social por cada 10.000 habitantes.

Antiguamente los ayuntamientos contrataban a un animador sociocultural o un educador familiar; “lo llamaban de varias formas porque no había un cuerpo como tal para contratar, no había salido la primera promoción de educación social, no existía nada de eso”. Fue entonces, a partir de este decreto, cuando ya empezaron a llamarlos por el mismo nombre. Aunque las ponentes destacaron la importancia que tuvo en su momento, también contaros a los asistentes como en el año 2012 fue utilizada para despedir a muchos de sus compañeros, pues “echando mano del ratio 1 por 10.000, muchos sitios con 8.000 o menos se quedaron sin ellos”. Sin embargo, las educadoras quisieron dar esperanzas a los alumnos al recordarles que hoy en día existen unos 217 educadores sociales en la región porque “se despidieron muchos en años anteriores, pero desde el 2015 se están volviendo a contratar, los ayuntamientos se dan cuenta que nos necesitan”.

El Portal Web MEDAS y la importancia del informe de idoneidad

Uno de los momentos más importantes de la charla fue cuando se explicó la compleja estructura que deben seguir a la hora de intervenir en su trabajo. Lo primero que especificaron fue que, para poder intervenir, necesitaban que una trabajadora social les abriera un “informe de idoneidad”. Las trabajadoras sociales son las primeras que acuden a los sitios y evalúan la situación; si una trabajadora social no acude primero y realiza este informe, solicitando su ayuda, ellas no pueden empezar a trabajar. Por este motivo, López afirmaba que los trabajadores sociales eran conocidos como “la puerta de entrada a los servicios sociales”, ya que ellos ejercían siempre el primer contacto. Una vez solicitada su ayuda, ellas ya podían acceder al portal web MEDAS para revisar toda la información.

El MEDAS es un portal web que sustituyó al sistema de recogida de información existente en los servicios sociales. Se estableció a nivel regional para ayudar a todos los profesionales que trabajan en este ámbito a acceder fácilmente a la información. Según relataron las ponentes, en esta web existen varios módulos con distinta información, pero ellas solo pueden acceder al módulo de expediente familiar. Para ayudar a los asistentes a comprender la función del educador social en los Servicios Social de Atención Primaria, Nuria Alía se comparó con un médico de cabecera: “Nosotras realizamos una primera valoración e intentamos solucionarlo, pero si se dan casos específicos tenemos que derivarlos a especialistas a que los examinen. Sin embargo, nosotras podemos acceder a toda la información existente, durante y después de su intervención”.

Alía destacó que, aunque existe una jerarquía, al final es un trabajo en equipo “porque cada persona tiene sus funciones comunes y propias”. Por su parte, López recalcó que al trabajar en zonas rurales le era más difícil trabajar en red, pero quiso respaldar totalmente las palabras de su compañera.

Las prácticas en Atención Primaria y los casos prácticos

En los últimos momentos de la conferencia, tanto Susana como Nuria se mostraron molestas al recordar que muchas veces los alumnos no quieren acudir y realizar prácticas en Atención Primaria “porque la desconocen, prefieren un centro de menores, de discapacitados, con colectivos específicos”. Reconocieron que al no poder decir con exactitud con que vas a trabajar “es menos atractivo”, pero aseguraron que ellas trabajan “con todos los colectivos que te puedas imaginar que necesitan ayuda, con toda la población” y animaron a los alumnos a elegir sus prácticas en este ámbito.

La conferencia finalizó con varios ejemplos de casos prácticos que las trabajadoras habían tenido que sufrir. Estos ejemplos, algunas veces marcados por abusos sexuales, otros por familias con graves problemas de sostenibilidad, ya fuera económica o sanitaria, sirvió a los asistentes para debatir posibles métodos de actuación. Las ponentes decidieron terminar su intervención con un video sobre el proyecto Motiv –arte; un taller de intervención grupal que se lleva a cabo en Toledo, enfocado a la motivación y donde los alumnos pudieron ver lo felices que pueden llegar a ser algunas personas que nunca más pensaban que volverían a serlo; el mejor ejemplo por el que querer ser educador social.

Texto de Ricardo Guijarro

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *