La Facultad de Educación afronta un curso marcado por la «nueva realidad» que trae el estreno del doble grado

https://eldiadigital.es/art/332465/la-facultad-de-educacion-afronta-un-curso-marcado-por-la-nueva-realidad-que-trae-el-estreno-del-doble-grado

El coronavirus paralizó las clases presenciales pero no ha conseguido parar la actividad en la Facultad de Educación de Cuenca, ahora inmersa en la adaptación de las instalaciones para empezar un nuevo curso con el que dar continuidad a su centenaria labor de formar a formadores.

 El decano de la Facultad de Educación de Cuenca, Sixto González Víllora, ha compartido su preocupación por una situación dominada por la incertidumbre aunque también se muestra ilusionado por estrenar el doble grado en Educación Primaria y Educación Infantil. La novedad que va a atraer a la Facultad de Cuenca maestros vocacionales.

Tras la conversación mantenida con el decano es fácil resumir que la de Educación de Cuenca es una facultad viva y en continúa evolución que no duda en incorporar todas las herramientas a su alcance, pensando siempre en la noble tarea de la formación de educadores porque aquí, “el estudiante que quiere tiene oportunidades de todo y el que quiere trabajar y quiere aprender, tiene un futuro largo”. Los profesores invitados por la Facultad que han venido a Cuenca han reconocido “un contexto especial donde se puede trabajar por las instalaciones y el clima que se vive en la Facultad”, afirma Sixto González.

– Después de vivir una situación excepcional de 3 meses a la que nos ha obligado una pandemia y a pocos días de finalizar el estado de alarma, ¿cómo está la Facultad de Educación?

– Una situación aceptable dentro de las circunstancias que nos ha tocado vivir porque hay que dejar claro que somos una Facultad de docencia presencial. Nosotros trabajamos con metodologías activas y presenciales y desde el 13 de marzo hasta aquí, dadas las circunstancias de salud, nos hemos visto obligados a transformarnos en una facultad de Educación con modalidad online, con lo cual hay muchos profesores que estaban habituados a este tipo de metodologías porque las usan en sus asignaturas desde hace varios cursos pero había otro grupo de profesores menos puestos en temas digitales y hemos salvado la situación de forma favorable dadas las circunstancias. Ha supuesto un trabajo extra y extraordinario al profesorado. Lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido en estas circunstancias y los resultados: creo que los alumnos van a poder solventar su curso de forma habitual. Creo que la modalidad presencial enriquece mucho más al alumno con esa interacción con el docente, con esa socialización que es necesaria en Educación en la formación de docentes pero, dadas las circunstancias, creo que hemos salvado el escollo.

 – Imagino a los responsables de la Facultad preocupados por la situación buscando soluciones para afrontar la nueva realidad cuando sea posible abrir la universidad. Tener una fecha concreta para volver puede que sea el menor de los problemas ante tanta incertidumbre y responsabilidad.

– Estamos preocupados por la situación. En la Facultad convivimos el personal de administración y servicios, los profesores docentes e investigadores y alrededor de 800 estudiantes. En este caso, el equipo Decanal. así como los coordinadores de grado tenemos una responsabilidad sobre la salud de todos ellos pero también tenemos una gran responsabilidad como claustro de profesores y como junta de centro para hacer la mejor formación posible de los futuros docentes y aprovechar estas circunstancias en el caso de que los alumnos, que van a ser los futuros maestros, sean más flexibles; tienen que tener más capacidad de empatía, más capacidad de asertividad, más capacidad de superarse a sí mismos en metodologías que no han aplicado porque no sabemos qué circunstancias vamos a tener en el futuro y hay que adaptarse y tenemos la responsabilidad para que nuestros alumnos salgan lo mejor preparados posible para que el día de mañana cuando sean maestros en activo en diferentes centros de la región y otras partes de España y vengan circunstancias que no están controladas que  sepan adaptarse a estos cambios.

– ¿Nuevas fórmulas de estudio? ¿Hacia dónde caminará la enseñanza a partir de ahora?

– Creemos que tenemos que dar un paso hacia una enseñanza menos bipolar, es decir, parte online y parte presencial con grupos reducidos manteniendo la seguridad en las aulas, con el distanciamiento de metro y medio / metro setenta entre estudiantes. Estamos trabajando para diseñar la señalización y adecuación dela facultad para que solo haya un sentido en el movimiento de  los pasillos, en aulas lo que eran 90 alumnos se queden en 25 alumnos con lo que tenemos un problema también espacial. Y estamos viendo la manera de adecuar este tipo de prácticas presenciales porque nos preocupan los grupos alumnos de 1º o 2º de grado, la cercanía, la presencialidad, la orientación con el docente, con estos alumnos recién llegados de Bachillerato que no han estado en la Universidad y más en 1º tenemos que guiar a los alumnos en su convivencia universitaria. Queremos enfocar más, si cabe, la presencialidad con estos cursos. Si se diera la posibilidad, pues llegar a una mayor presencialidad dentro de lo que la seguridad nos permita y si se diera un rebrote -que esperamos que no lo haya-, pues esta enseñanza bipolar o si hay un pico elevado -el escenario que no nos gustaría a nadie-, irnos otra vez a la enseñanza online, siempre y cuando se dé este pico alto o rebrote.

– Han sido 3 meses de impulso a la enseñanza online ¿Qué nuevas herramientas incorpora la docencia después de esta experiencia?

– Ha sido un curso de formación intensiva para todos, empezando por los estudiantes y siguiendo por los profesores. Había profesores que no habían abierto nunca diferentes sistemas de enseñanza online como puede ser el software microsoft teams o docencia online mediante campos virtual que son programas que nos dota en tecnología de la UCLM, y hoy día, después de 3 meses, son verdaderos expertos en el uso de estas herramientas.

– Y además muy útiles.

– Sí, sí, cuando volvamos a la presencialidad total, pues tenemos este recurso con el que podemos complementar la docencia presencial con estas plataformas con lo cual, en 3 meses, hemos evolucionado a nivel digital como si fueran 3 o 4 cursos del modelo normal.

No ha habido acto presencial pero la Facultad ha tenido «un detalle muy bonito» al colgar la orla de los graduados con una felicitación.

– Lo que también deja en muy buen lugar la capacidad de los docentes de la Facultad de Educación de Cuenca, es la graduación 70 estudiantes de Educación Infantil y 172 de Educación Primaria de la VIII promoción, ¿cómo se ha solventado sin las clases presenciales?

– Tengo que agradecer a todos mis compañeros y compañeras, profesores docentes e investigador de la Facultad de Educación su doble esfuerzo. Te puedo asegurar que hemos trabajado más del doble que en situaciones normales, te lo puedo asegurar y, evidentemente en un principio, hubo momentos de agobio por querer hacerlo lo mejor posible y hemos sido solventando cada uno de los problemas a medida que nos los hemos ido encontrando, hasta incluso el practicum de los alumnos que tenían que ir a los colegios, con una formación complementaria. Hemos tenido la suerte que estos alumnos de prácticas habían asistido a un poquito más 50 por ciento de sus prácticas presenciales, con lo cual sí que han podido estar con alumnos reales y con un docente. Es muy importante que un maestro esté encima de un maestro de Primaria o tener un maestro de Infantil que les guíe y que les ayude en su formación. Y luego al otro 50 por ciento les hemos hecho actividades complementarias para seguir formándose en el practicum.

Para nosotros es una alegría la graduación de estos alumnos de Infantil y Secundaria y la pena es que no pudimos celebrar la graduación como todos los años en una celebración en la que nos juntamos más de 600 personas. Es uno de los actos más bonitos que tenemos en la facultad de Educación. Se hizo un detalle muy bonito con los estudiantes en redes sociales en Twitter, Facebook e Instagram, se colgó su orla y se les felicitó y la intención, si ellos lo estiman oportuno, es retomar en octubre o noviembre ese acto y poder hacerlo presencial siempre que no haya rebrote, es que estamos condicionados por el tema de salud. Siempre se ha hecho un acto conjunto pero, si se hace, será por un lado el de la Infantil y por otro el de Primaria para evitar que haya tanta gente junta.

– Vamos a hablar del próximo curso que debería de empezar en septiembre si las cosas van bien. Es lo que deseamos por el bien de todos. Habrá jóvenes a punto de tomar la decisión de su vida, ¿qué les ofrece la Facultad de Educación para animar a transitar por el camino que les abre?

– La Facultad de Educación les abre varias posibilidades. Lo primero hay que tener la motivación de querer que aprenda otro, guiar a otra persona en el aspecto social y en el aspecto afectivo. Les tiene que gustar los niños. Es ideal para personas más pacientes, personas que quieren aprender, se quieren preguntar así mismos el por qué de las cosas y porqué ocurren esas cosas. Maestro culto en muchos temas, es un perfil que nos gustaría encontrar como estudiantes de la Facultad.

¿Qué les ofrecemos? pues para empezar les ofrecemos tres tipo de estudios, uno que es totalmente novedoso para el curso que viene. Una posibilidad es estudiar el Grado de Primaria que se puede hacer en 4 años, es lo que venimos ofertando en el pasado,  junto con la posibilidad de estudiar el Grado de Infantil de manera singular que son las dos modalidades del curso pasado. En Infantil hay un grupo y en el de Primaria hay dos grupos por lo que hay más plazas para Primaria. También es verdad que en los colegios está instalado de 3 a 5 años, 5 y 6 años, en Infantil y de 1º a 6º en Primaria, con lo cual hay más cursos de Primaria, por lo que nuestra oferta se adapta a estos cursos. Ojalá que pronto se pueda empezar Infantil 2-3 años para que haya un curso más de Infantil como llevan mucho tiempo diciendo los políticos desde distintas instituciones que esperamos que pronto sea una realidad para evolucionar como sociedad, que los chicos empiecen en el colegio con 2- 3 años y tener cuatro cursos en Infantil.

– ¿Y la gran novedad?

– La gran novedad que ofertamos este curso, que además de novedad es un piloto como estudio, es totalmente oficial. Vamos a ofertar 20 plazas de estudiantes que puedan hacer el doble título, tanto de Infantil como de Primaria y en lugar de estudiar en 4 años, lo organizarían en 5 años pero al acabar saldrían con las dos titulaciones y con todas las ventajas que conlleva: un mejor curriculum al acabar los 5 años con dos grados, en lugar de 4 años y solo un grado. Algo muy interesante para la pública para los concursos oposición y conseguir una plaza de funcionario, ya que en el concurso de méritos, que es un tercio de esas oposiciones, les valoran un punto tener una segunda titulación y además  una titulación relacionada con lo que se va a realizar. Una vez que están dentro del sistema también pueden jugar con los destinos, es decir, con la titulación de Infantil y de Primaria y si me voy a Infantil me voy a 200 kilómetros de donde quiero vivir y si tengo las dos, pues tengo más opciones de estar más cerca de mi casa, con lo que es una opción muy interesante.

Y si hablamos de la concertada o de la privada, el currículum de un maestro con dos grados tendrá más valor que el de un maestro con un grado.

– Es una vieja aspiración de la Facultad de Educación pero ¿no había desde 2016 una opción parecida?

– Este doble título que sale este año para el que sacamos 20 plazas para hacer la prueba y si funciona bien y los alumnos están contentos, la intención es, en el futuro, en un par de cursos aumentar las plazas porque creemos que se va a llenar y va a haber demanda. Lo que hemos hecho es organizar esto que dices que se podía hacer. Los alumnos con un grado singular hacen 60 créditos en cada curso y con la doble titulación van a hacer 72, 12 más por curso que son dos asignaturas por curso. Dos asignaturas más en 1º, dos más en 2º, dos más en 3º y dos más en 4ª que es como lo hemos organizado y no les van a coincidir ni horario, ni exámenes como antes les ocurria. Esto antes no existía. Al alumno le va a exigir más estudio y capacidad de trabajo. Tiene que hacer un poquito más que en un curso académico pero es una asignatura más por cuatrimestre.

– Podría atraer al maestro vocacional, realmente preocupado por la materia. A los más responsables

– Creemos que va a ser muy bueno para la Facultad porque va a atraer estudiantes de fuera de Castilla-La Mancha. Algo muy interesante como Universidad y como centro, y además, la intención es buscar un estudiantado más competitivo con nota media 8,5 en EVaU y que se venga a estudiar Educación al doble grado y que sea un estudiante más trabajador con más alto rendimiento educativo y que también le haga trabajar al profesorado

– Claro, le va a exigir…

– Sí sí que nos sirva como evaluación interna al claustro de profesores para que nos valga para mejorar cada día, tanto en el doble título como en el grado singular y que si un alumno quiere ir más tranquilo, que tenga la opción de hacerlo de manera singular. Están las tres opciones.

– Hasta aquí lo que encuentran los alumnos de primero…

– Donde más hemos crecido es a nivel vertical en Educación en toda la UCLM. Me refiero a post grados y a doctorados. Hoy día un maestro que empieza con nosotros en primer curso puede llegar a ser compañero nuestro en la Facultad, cuando hace 10 años no podían. Necesitaban una diplomatura que eran dos años y para poder hacer un doctorado, tenía que hacer después una licenciatura, más un master y un doctorado. Con diplomatura no se tenía acceso a los masters pero hoy somos graduados en Educación, tenemos dos masters en la Facultad de Educación, algo muy interesante, igual que la posibilidad de hacer doble grado. Si tienes un máster oficial también da un punto en el concurso oposición. Antes del 2016 no teníamos masters oficiales y hoy tenemos dos, el Máster Universitario en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas y el Máster en Investigación e Innovación educativa con 40 plazas en toda la UCLM y 10 en el campus de Cuenca.

Y además un máster de Educación Física y Deportiva en el campus de Albacete que pueden cursar los estudiantes, sobre todo los que hayan hecho la inscripción en Educación Física, pueden seguir formándose con 60 créditos más. Es un máster oficial y lo pueden realizar. La intención es que las 4 facultades de la UCLM puedan tener alguno más, unos más adelantados que otros como el de Bilingüismo, otro de Educación Especial. El maestro del futuro tiene que tener una formación continua de calidad que se consigue con un máster oficial que profundiza durante un curso académico.

 Aparte, al acabar el máster, el maestro puede continuar con un doctorado. A más largo plazo, son 3 años y los que terminen el doctorado pueden ser compañeros nuestros en la Facultad y ojalá haya más porque es lo que requiere la Facultad de Educación, doctores en Didáctica, en enseñar a enseñar. Eso es importante porque en algunas áreas del conocimiento, de forma tradicional las antiguas escuelas de Magisterio tenían expertos en su área, Biología, Matemáticas… pero no en didáctica de la asignatura que es lo que realmente requiere una Facultad de Educación.

ElDíaDigital.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *